Reciclaje y reutilización: 3 Formas de reutilizar la pintura de desperdicio

Anuncios publicitarios

Reciclar y reutilizar la pintura 

Uno de los agentes químicos que más utiliza el ser humano y que, en esta misma medida es uno de los elementos que mayor contaminan el medio ambiente, son las pinturas. Este es un material que tiene la capacidad de contaminar grandes cantidades del cuerpo líquido, matando especies y permitiendo que no sean potables.

Sin embargo, hay una buena noticia. Existen diferentes formas en las que podemos darle uso a toda esa pintura de desperdicio y así, arreglar algunas cosas que tenemos en casa a la vez que evitamos incrementar los niveles de contaminación en nuestro planeta. Veamos cómo podemos sacarle más partido a este tipo de elementos.

Pintar muebles de la casa

Si das un breve recorrido por tu casa, podrás notar algunos elementos a los que no les caería nada mal una retocada de pintura e incluso un cambio de ella. Estos muebles pueden ser del exterior, como del interior de la casa. Se trata de utilizar esta pintura que no consideramos volver a usar para darle un nuevo color a este tipo de muebles.

Ponte creativo  observa aquellos muebles, arcones o estantes que, aún sin estar pintados, podrían obtener un color que le proporcione otro aire a la casa. Incluso, si estás planeando comprar algún estante o cajón, lo que puedes hacer es comprar en madera en bruto y ponerle tu mismo el color con esa pintura que te ha sobrado.

Renovar pintura de desperdicio

reutilizar la pinturaEn muchos casos almacenamos diferentes frascos con pintura pero llegado el momento en el que queremos volver a usarla y recuerdas aquel color que tanto te gustaba, lo abres y te das cuenta que está hecho grupos y parece no haber solución más que botarlo al cesto de la basura. Pero espera, hay una solución y podemos recuperarla.

Anuncios publicitarios

Lo que vamos a hacer, es inicialmente abrir el frasco de pintura y empezar a retirar todos los grumos y pedazos secos que haya de la pintura principalmente en los extremos del frasco. No importa si la pintura está demasiado espesa. Toma un pincel y agrega en ella un poco de agua (o tiner si es pintura de aceite) y empieza a mezclar hasta que se siente más diluida. Ahora toma un colador y pon la pintura sobre ella encima de un frasco de plástico limpio. Los grumos que queden en el colador son lo único que deberás desechar.

Te puede interesar:

Recicla las latas de pintura que ya no tengan contenido

Una vez hayas vaciado completamente la lata de pintura de tal forma que, no encuentres nada de contenido de pintura en ella y luego de haber retirado cualquier rastro, lo que puedes hacer es darle un nuevo uso a la lata de pintura.

Lo cierto es que las alternativas son muchas, ya que este tipo de elementos pueden ser decorados, si prefieres, y darles usos como por ejemplo almacenar lápices, objetos de herramientas, plantas y demás.

Recuerda que una vez quieras deshacerte de la pintura, es necesario que consultes con la empresa encargada de los residuos de la ciudad en la que vives para que, estas personas puedan ocuparse de su tratamiento correctamente.

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

*