¿Qué son los fungicidas? clases, modelos y composición

Anuncios publicitarios

¿Qué son los fungicidas? – Definición, para qué se usan y tipos de fungicidas

Actualmente son pocas las personas que conocen lo qué son los fungicidas o para qué sirven ya que es un material que rara vez se utiliza sino eres un aficionado a cultivar plantas. Normalmente, cuando se habla de los fungicidas se hace referencia a un producto en particular que utilizan las personas para eliminar una sustancia nociva para el ser humano, los animales o las plantas. Sin embargo, son pocas las personas que a lo largo de su vida utilizan este tipo de producto y es por esta razón que hay una gran parte de personas que desconocen lo qué es.

¿Qué son los fungicidas?

Los fungicidas, como hemos comentado anteriormente, son elementos tóxicos que se utilizan para el mantenimiento de las plantas, es decir, son sustancias que se utilizan para evitar el crecimiento o quitar cualquier presencia de moho o de hongos que son dañinos para los animales, las plantas o los hombres. Una de las consecuencias que tiene utilizar los fungicidas es que todos aquellos fungicidas que se usen abusivamente pueden llegar a causar diversas lesiones fisiológicas en la planta. Evidentemente, como cualquier producto químico se ha de utilizar con cautela para poder evitar todo tipo de daño tanto el bienestar de los seres humanos, como en el de los animales o en general del medio ambiente.

te puede interesar:

¿Cómo se utilizan y para qué?

clasesLa aplicación de este producto es muy sencilla y se hace a través de la pulverización, del rociado, del revestimiento o de la fumigación. Sin embargo, si la aplicación va a ser en materiales como el cuero, la madera o el papel se ha de aplicar a través la tinción o impregnación. Sin embargo, existe otra manera de aplicar los fungicidas que se trata de administrarlos mediante los medicamentos (normalmente aplicados o ingeridos), y se usa para tratar enfermedades de animales o seres humanos.

Por otro lado, la aplicación y utilización más común de este producto es para el uso agrícola que normalmente se aplica espolvoreándolo sobre las frutas, las semillas y las hojas para poder evitar que se propague el moho, la roya, el mildiu, el tizón, entre otras enfermedades que poseen las plantas. Resumidamente, aparte de las enfermedades que pueden ser ocasionar en los seres humanos o los animales en las cuales se ha de utilizar dicho producto en diferentes formatos, también existen varias enfermedades en las plantas que son provocadas por los hongos y que son muy graves para las plantas y que hoy en día la única manera de combatirlas es utilizando los fungicidas. Las enfermedades más comunes y graves en las plantas son el tizón de maíz, la roya del trigo y la enfermedad de la patata.

Clasificación de los fungicidas

Actualmente existen diversos tipos de fungicidas que se suelen catalogar según su campo de aplicación, según su modo de acción y según la composición que tenga. Es por esta razón que se pueden observar tres grandes grupos en los que se clasifica este producto. Dichos grupos se basan en:

Anuncios publicitarios
  • Clase de fungicidas según el modo de acción: dentro de esta clasificación podemos encontrar dos tipos diferentes de fungicidas, el primero de ellos es fungicidas protectores y el segundo fungicidas erradicadores. Ambos tipos de fungicidas se basan en :
    • Fungicidas protectores: los fungicidas protectores o también denominados como fungicidas de contactos suelen utilizarse antes de que la época de las esporas de hongos llegue. Este tipo de fungicidas solamente se aplica en la superficie de las plantas y actúa en ese mismo lugar para así poder evitar que los hongos se puedan introducir en la planta. Es recomendable que al utilizarlo se cubra toda la planta completa o al menos una gran parte de ella.
    • Fungicidas erradicadores: los fungicidas erradicadores o también denominados como fungicidas sistemáticos o sistémicos suelen utilizarse para el tratamiento de las plantas cuando ya están enfermas. Normalmente este tipo de productos se absorbe mediante las raíces o el follaje y se va desplazando por toda la planta. Existen otros productos sistemáticos o sistémicos que se conocen como fungicidas translaminares cuya característica principal es la capacidad de desplacerse desde la zona superior de una hoja hasta el inferior, pero no va de hoja a hoja.
  • Clases de fungicidas según la composición: dentro de esta clasificación podemos encontrar una gran variedad de tipos de fungicidas entre los que destaca:
    • clases1Compuestos de cobre: dentro de este grupo podemos encontrar el oxicloruro de cobre, el cloruro de cobre, el “caldo bordelés”, carbonato de cobre, cromato de cobre, quinolinolato de cobre -8, neftenato de cobre, oleado de cobre y sulfato de cobre. Dentro de todos estos compuestos tenemos que destacar la “mixtura de Burdeos” también denominada como caldo bordelés que está compuesta por sulfato de cobre y cal muerta. La mixtura de Burdeos es destacada porque fue el primero fungicida que funcionó.
    • Ditiocarbamatos: dentro de esta agrupación podemos destacar el metilmetiram, zineb, tiram, vapam, maneb, bunema, nabam, metiram y ferbam.
    • Compuestos de mercurio: dentro de este conjunto podemos encontrar algunos como son el óxido mercúrico, el MEMC, el calomel (cloruro mercurioso), PMA, mercuram y lactato de mercurio.
    • Compuestos organofosforados: dentro de este grupo podemos destacar el IBP/ kitazin, ditalinfos, pirazofos y edifenfos.
    • Compuestos de estaño: dentro de esta agrupación podemos destacar el cloruro de fentina, el acetato de fentina, el plictran y el óxido de estaño de butilo.
    • Compuestos de Zinc: dentro de este grupo podemos encontrar el oleato de zinc, el cromato, el naftenato y el cloruro.
    • Compuestos de azufre: dentro de este conjunto podemos destacar la cal de azufre y el sofril.
    • Carbamotos: dentro de esta agrupación se pueden observar el metiltiofanato y el tiofanato.
    • Quininas: dentro de este grupo se pueden destacar el benzoquinona, cloranil, ditianona y diclona.
    • Aldehídos, óxidos y cetonas: dentro de este conjunto se puede observar el p- formaldehído, el óxido de propileno, el formaldehído, el óxido etileno, el alcohol alílico, entre otros.
    • Compuestos metálicos: dentro de esta agrupación se pueden observar algunos como el rizoctol, el permanganato potásico, el sulfato ferroso, el urbacid, el cloruro de cadmio y el naftaleno de cormo.
    • Tiodiazoles: dentro de este grupo se pueden encontrar milneb, dazomet terazol, entre otros.
    • Extractos vegetales: este tipo de productos se comercializan como OMDF o fitofortificantes.
    • Anilidas: en este grupo se pueden encontrar carboxina, benodanil, salicilanilida, pirocarbolid, oxicarboxina, entre otros.
    • Ftalimidas: en este conjunto se puede observar captan, clorotanolino, folpet, dimetakion, captafol, entre otros.
    • Hidrocarburos halogenados: dentro de este conjunto se pueden encontrar algunos como son el 1,1-diclorometano, clorneb, p- diclorobenceno, bromuro dodecilamónico, isobac, tetracloruro de carbono, entre otros.
    • Pirimidinas: en este grupo se pueden encontrar etirimol, bupirimato, dimetirimol, entre otros.
    • Nitrocompuestos aromáticos: dentro de esta agrupación encontramos DNOC, tecnaceno, dinocap, dinitrofenol, dinobuton, nitrodifenilo, entre otros.
    • Aceites: dentro de este conjunto encontramos el naftenato amónico y el antraceno, aunque existen diversos más.
    • Otros compuestos heterocíclicos: en este grupo se pueden observar el quinometionato y el tridemorf, entre otros.
    • Isoxazolonas: en esta agrupación se puede encontrar algunos como el drazoxolon y el himexazol, entre otros.
    • Compuestos de guanidina: en este conjunto podemos encontrar algunos como la guzatina o la donina, entre otros.
    • Antibióticos: dentro de este grupo se pueden encontrar el pilioxina, gliotoxina, validamicina, blasticidina, fitobacteriomicina, griseofulvina, kasigamicina, entre otros.
    • Imidazoles: dentro de esta agrupación se pueden observar carbendazin, gliodina, tiabendazol, bencmil, triflorina, entre otros.
  • Clase de fungicidas según el campo de aplicación: hoy en día, como hemos podido observar anteriormente, existen diversos tipos de fungicidas que se utilizan de diferente manera muy selectiva como por ejemplo algunos de ellos se utilizar para poder luchar con hongos determinados de plantas determinadas. También existen otros tipos de fungicidas que se utilizan habitualmente como por ejemplo los que están compuestos de mercurio o los contienen azufre que se utilizan para distintas cosas. Además también se pueden hallar fungicidas biológicos como por ejemplo puede ser el aceite de nem. Sin embargo, dentro de las clases de fungicidas según el campo de aplicación podemos encontrar tres tipos:
    • Utilización de revestimiento en las semillas.
    • Utilización para la desinfectar el suelo.
    • Aplicación en las plantas.

Anuncios publicitarios

1 comments

Deja un comentario

*