Mecanismos para reducir la contaminación auditiva en la escuela

Anuncios publicitarios

Planes de solución en el colegio o escuela

La contaminación auditiva es un problema real al que muchos suelen omitir dada la frecuencia con que este se presenta. Y lo cierto es que en la actualidad, si nos fijamos bien, casi que ningún sector de la ciudad está exento de ruido y las consecuencias por el exceso de sonido son cada vez más comunes.

Por todo esto, en este artículo te mostramos 5 mecanismos que debes tener en cuenta, sin importar si eres maestro, directivo, estudiante, o perteneciente a otro personal, para lograr reducir el exceso de sonido causante de la contaminación auditiva en la escuela. Esto porque lo cierto es que es un problema que atenta contra toda la comunidad que se encuentra diariamente allí.

Anuncios publicitarios
  1. contaminación auditivaProtectores para escritorios y sillas: Un ruido realmente molesto es cuando se intenta desplazar una silla o una mesa de escritorio, pues es capaz de provocar grandes molestias a largo plazo. Es necesario poner protectores en las patas de las sillas y de los escritorios no sólo para reducir el ruido sino cuidar estos elementos tan necesarios e imprescindibles.
  2. Establecer zonas de actividad: En lugar de disponer de toda el área para las actividades físicas, lúdicas, juegos, etc, lo que se puede hacer es cubrir el piso con alguna alfombra o goma que impida el exceso de sonido cada vez que se realizan actividades allí.
  3. Decretar horas de actividades fuera del aula: Para evitar el ruido externo cuando otros están en clase, se deben establecer horarios en común que evite molestar las horas dentro del aula. Es decir, en lugar de decretar horarios alternos en diferentes cursos, lo que se debe hacer es poner un tiempo en común (si el espacio de la escuela lo permite), para que el recreo o descanso de algunos, no moleste las clases de otros.
  4. Promover las medidas de prevención de ruido para toda la comunidad: Cuando las personas conocen de este tipo de problemas y mejor aún, conocen las consecuencias que puede atraer, están más dispuestas a colaborar para disminuir el problema. Es importante que toda la comunidad educativa haga parte del proceso de concientización para que juntos puedan erradicar el problema en la escuela, siendo esta quizá, una de las ubicación que mayor ruido genera.
  5. Alejar las clases de instalaciones generadoras de ruido: Es casi imposible que un maestro pueda dictar una clase si está cerca de una instalación que emite grandes niveles de sonido e incluso si está intentando dictar su clase de matemáticas y está junto al salón de música. Por ello, es importante que se tenga en cuenta la distribución de los salones de acuerdo a las asignaturas para no interrumpir el desarrollo de una clase con otra.

Si se toman estas sencillas pero útiles acciones, es posible que el colegio goce de niveles aceptables de sonido, como es de esperarse, pero sin que éste perjudique o atente contra el bienestar y la calidad de vida de quienes permanecen diariamente allí. Recuerda que, independientemente de tu área de cargo en la escuela, puedes contribuir y empezar a hablar a los demás sobre este tipo de problemas para evitar riesgos de salud.

Te puede interesar:

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

*