Fuentes naturales y humanas de los campos electromagnéticos

Fuentes naturales y humanas de los campos electromagnéticos

Publicidad

Radiación electromagnénica y sus fuentes

Debido a los avances y con ello, las nuevas tecnologías que emergen en el mercado, existe una gran cantidad de campos electromagnéticos posibles en casi todas partes, sin embargo, estos campos no son visibles para el ojo de los seres humanos, por lo que se tiende a ignorar sus terribles consecuencias a corto y mediano plazo.

Es necesario tomar medidas y cuidados para la prevención de efectos negativos sobre el organismo y cada uno de sus funcionamientos con respecto a esta invisible amenaza constante. Algunos cuidados básicos, como alejarse de los aparatos el mayor tiempo posible y desconectarlos cuando no los estemos usando, son medidas sencillas que a a larga evitarán daños perjudiciales en diferentes áreas para los seres vivos. De igual manera, es necesario conocer las principales fuentes para así, con el conocimiento completo previo, podamos controlar este tipo de radiaciones.

En cuanto a las fuentes de los campos electromagnéticos, se encuentran dos; el primero hace referencia a las fuentes naturales que facilitan la aparición y el desarrollo de los campos electromagnéticos y el segundo, cuya procedencia se origina en las construcciones y producción de medios realizados por el ser humano.

te puede interesar:

A continuación presentamos las dos fuentes de campos electromagnéticos:

Anuncios publicitarios

Fuentes naturales

fuentes-naturalesLas fuentes naturales de los campos electromagnéticos, son aquellos campos que son producidos por una acumulación de diferentes cargas eléctricas que emergen de diferentes regiones de la atmósfera cuando son producidas por tormentas eléctricas. Lo que ocurre a continuación, es el desarrollo de un campo magnético sobre la tierra que permite la guía de dirección de aves y peces para facilitar su orientación.

Fuentes generadas por el ser humano

Estas fuentes comprenden el uso de diferentes medios electrónicos que se usan habitualmente. Las fuentes generadas por las manos de los seres humanos, entonces, proceden de tomas de corriente que tienen relación con los campos electromagnéticos de diferentes frecuencias. Adicional a ello, las fuentes generadas por el ser humano son las más variadas, dado que se pueden producir por el uso de antenas de televisión, estaciones para la telefonía, la radio y demás medios de comunicación, especialmente.

Si no hay un control sobre el uso de los aparatos como por ejemplo apagar los teléfonos móviles, alejarlos del organismo la mayor distancia posible, desconectar los aparatos cuando no los estemos usando, reemplazar ciertos tipos de elementos por otros que no favorecen el desarrollo y la aparición de los campos electromagnéticos, entre otros, estaremos contribuyendo enormemente al fortalecimiento de la contaminación electromagnética y con esto, favorecemos la aparición de trastornos a esta causa, problemáticas de salud pública, daños en el organismo y objetos y en general, afectando a la calidad de vida de los seres vivos.

Por esto, es necesario identificar las fuentes de los campos para de esta manera, saber dónde hay que trabajar y bajo qué medidas podemos empezar a  hacer frente a esta problemática que a la larga, es capaz de provocar daños irreversibles o de lento progreso y recuperación para los seres humanos, principalmente, ya que se ven mayormente expuestos y por supuesto, los demás seres vivos.

Anuncios publicitarios

*

Top