Fuentes de la contaminación del suelo

Anuncios publicitarios

Procedencia y causas de contaminación del suelo

Para empezar, la contaminación del suelo consiste en una incorporación de forma excesiva de diferentes materiales sobre la superficie de la tierra, las cuales son absorbidas por ella. Estos materiales pueden ser desechos tóxicos altamente peligrosos, basura, residuos, productos con base en sustancias químicas para su producción y/o contenido, entre otros desechos. Teniendo en cuenta esto, la contaminación del suelo se produce cuando la incorporación de estos materiales entre el suelo provoca una serie de alteraciones en la superficie, genera un desequilibrio biológico, físico y químico, por lo que afecta seriamente las condiciones del suelo y con él, las plantas, los animales y los seres vivos.

Lo cierto, es que los seres humanos aún tenemos la posibilidad de mejorar las condiciones físicas, químicas y biológicas en las que se encuentra nuestro planeta en la actualidad. Esto, con la toma de medidas que permitan prevenir y tratar los efectos que se han generado en el momento por los diferentes tipos de contaminación, entre ellos, la contaminación del suelo.

te puede interesar:

Para empezar a tomar medidas, es necesario tomar consciencia antes. Dado que todo será posible si comprendemos la importancia de empezar a ser líderes de los grandes cambios que necesita nuestro planeta para evitar alcanzar niveles de destrucción totales e irreversibles. Una vez hecho esto, debemos evaluar las medidas que podemos tomar y a partir de qué podemos hacerlo, pues las medidas dependen de las fuentes de contaminación y las condiciones.

Por todo lo anterior, a continuación presentamos las principales fuentes de contaminación del suelo:

La lluvia ácida

fuentes de la contaminacion del sueloCiertamente el efecto de las lluvias ácidas son una parte frecuente y regular sobre los diferentes ciclos por los que pasa el agua. Para empezar, el ciclo inicia cuando las gotas de agua proceden de los mares y océanos para dirigirse al cielo y darle forma a las nubes, quienes rodean la tierra y flotan sobre ella. Posteriormente, las nubes vierten la totalidad de la carga dispuesta, en forma de gotas, que es lo que conocemos como lluvia e incluso, dependiendo las condiciones de la zona y demás, podría caer en forma de aguanieve o nieve. Cuando su contenido es al fin liberado, las condiciones en las que se encuentra el aire, representan un peligro, pues cuando las gotas viajan desde la nube hasta llegar a tocar la superficie de la tierra, atraviesan un aire que cuenta con particularidades de contaminación, por lo que en su trayecto, absorben partículas de ácido. Las partículas son liberadas una vez las gotas tienen contacto con el suelo en cualquiera de las formas en las que haya llegado.

Los procesos de la industria

Existen una gran cantidad de industrias en la actualidad, que emplean mecanismos poco amigables con el medio ambiente, pues suponen el uso de diferentes métodos potencialmente peligrosos y sustancias químicas con tratos inadecuados.

Los procesos que realizan las diferentes industrias deben tener en cuenta que cada uno de sus sistemas debe actuar y manejarse con conciencia y responsabilidad sobre el caso, para así, evitar el aumento de la contaminación del suelo y del medio ambiente a nivel general. La industria representa una de las fuentes más contaminantes para los suelos, dado que se vierten las soluciones y residuos industriales sobre los arroyos, lagunas, lagos, ríos y demás, generando contaminación a tres áreas elementales para la vida del ser humano; el agua, el aire y el suelo cuando el agua hace contacto con las orillas.

Por otro lado, las fábricas que se encargan de la producción de productos químicos, maquinarias y elementos eléctricos, también contribuyen de forma importante a este tipo de contaminación, sin desconocer a todas aquellas industrias que producen elementos agrícolas, el papel e incluso los alimentos. Esto se debe a que depositan los desechos obtenidos por diferentes procesos de su ejercicio en el agua, proporcionando material peligroso con contenido de agentes químicos contaminantes, como por ejemplo: los ácidos, el amoniaco, elementos radiactivos u otros tóxicos.

Anuncios publicitarios

El uso de pesticidas y los herbicidas

fuentes de la contaminacion del suelo1Cuando se emplean sustancias como los herbicidas o los pesticidas, éstos tienen la facultad de filtrarse en la tierra, lo que afecta a elevados niveles biológicos las condiciones actuales de la tierra y significando un peligro inminente para los organismos que habitan en ella, tales como las plagas y los insectos. Sin embargo, una cuestión que se omite, es la presencia de bacterias naturales beneficiosas que se encargan de llevar desde la tierra, una serie de nutrientes importantes que favorecen las condiciones de las plantas a partir de sus raíces. Cuando el agricultor aplica esta serie de sustancias sobre la superficie de la tierra, éstas alteran las condiciones y el equilibrio presente entre los organismos y sus funcionalidades. Adicional a esto, un aspecto importante, es que cuando la lluvia cae sobre el suelo, tiene la capacidad de transportar y arrastrar las sustancias depositadas de tal forma, que puede llevarla hasta arroyos cercanos o ríos próximos, lo que también afecta, pues contribuye a la contaminación no solo del suelo, sino que del agua también.

Lugares de deposición de residuos

Otra de las fuentes de contaminación potenciales para el suelo, son los vertederos de basura, mejor conocidos como los basureros. Los lugares establecidos para la deposición de residuos contaminan por naturaleza el suelo, pues se encuentran una gran variedad de elementos que cuentan con particularidades de producción y fabricación diferentes. Dada la variedad de productos que se encuentran allí, los períodos de descomposición son totalmente diferentes, no obstante, cuando los desperdicios inician su etapa para descomponerse, tienen la capacidad de filtrarse en los suelos produciendo no solo el deterioro de la tierra y los organismos en ella, sino pasando a través de la superficie hasta alcanzar los suministros de agua subterránea, afectando también las condiciones del elemento vital.

La deforestación

En la gran mayoría de los casos, la deforestación es provocada por la mano de los seres humanos, sin embargo, en ocasiones poco numerosas se producen incendios de manera natural o sin la intervención del hombre.

Esta fuente de contaminación afecta a la tierra, dado que al presentar una ausencia de vegetación absoluta, se hace mucho más vulnerable y susceptible a la posibilidad de provocar erosiones que dejan como consecuencia una modificación de las condiciones actuales de la tierra, proporcionándole particularidades de sequedad y esterilidad. Como vemos esta fuente, tiene la capacidad potencial de cambiar de forma brusca el estado del suelo.

Fuentes naturales de contaminación del suelo

La contaminación de los suelos, no solo puede ser generada por las manos de los seres humanos, sino que, en ocasiones se produce por orígenes naturales. Esto sucede por una conglomeración de compuestos con base natural que se alojan en el suelo, los cuales se generan a partir de precipitaciones de recursos como el agua, entre otros.

Un ejemplo de esta fuente, son las erupciones volcánicas o los terremotos. Efectos como la deforestación, las condiciones del viento o el agua, tienen la capacidad de afectar la capa de la tierra, lo que genera que esta experimente la pérdida de nutrientes claves para la retención del agua y demás particularidades vitales para sus condiciones.

Algunas otras fuentes de contaminación, corresponden a las excavaciones y a las minas, especialmente. Esto se debe a que en muchas ocasiones, se emplean una serie de elementos con base en producción química que pueden quedar olvidados o atrapados en los suelos por donde se han utilizado. Los residuos que allí permanecen, afectan al suelo y contribuyen a la contaminación, dado el tiempo de duración para la descomposición y las partículas emergentes en el suelo a partir de este proceso.

 

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

*