Anuncios publicitarios

¿Cómo protegerse? ¿Cuándo es un peligro?

La contaminación acústica, también llamada contaminación auditiva es en la actualidad, es un problema de salud pública en las ciudades más importantes a nivel mundial, principalmente. El ruido ha pasado de molesto a desesperante e insoportable, lo cual representa un peligro para el sentido del oído, pues representa un elemento vital en la vida del ser humano y los seres vivos. La contaminación acústica no sólo afecta a este importante sentido, sino que interfiere en diferentes procesos naturales de las especies del mar, especialmente y otras de tipo de terrestre.

Un caso frecuente de cómo la contaminación afecta a los animales, son los fuegos artificiales, los cuales generan y llevan a tal gravedad el sistema auditivo que incluso es capaz de provocar la muerte. Los fuegos artificiales afectan principalmente a la mayoría de la especie animal que está cerca de los seres humanos; el perro. Esto se debe a que su capacidad de audición sobrepasa a la del ser humano, por lo que percibe y capta los sonidos del entorno, en este caso los de los fuegos, con una intensidad profunda y elevada. Algunos de los problemas que trae consigo para los perros, son las náuseas, temblores, un aturdimiento, entre otros efectos. Otro caso de este mismo evento, ocurre a las palomas, quienes pueden reaccionar con ataques y taquicardias a estas alteraciones estruendosas del sonido.

Anuncios publicitarios

contaminacion acusticaEntonces, ¿Cuándo debemos protegernos? El primer paso es identificar el nivel que empieza a representar riesgos y perjudique este sentido. Para esto, es necesario comprender la unidad de medida y así, determinar los riesgos. La unidad de medida para las emisiones sonoras, estas se miden en decibelios (dB) y el umbral de dolor oscila entre los 110 y los 130 dB, el cual podría representar la potencia de ruido en una discoteca o incluso, el sonido de un avión a punto de despegar. Para saber cuándo debemos cuidarnos, es necesario conocer la siguiente información:

Niveles sonoros:

  • 80 dB: Calle con mucho tráfico
  • 90 dB: Ladrido o cortadora de pasto
  • Más de 100 dB: Sonido de un martillo mecánico, equipo de sonido o bocina

¿Cómo protegerse?

  • Ruido molesto: Uso de tampones en los oídos, esto para minimizar el sonido que entra a nuestros oídos
  • Ruido en el hogar: Mantenimiento para el aislamiento con acristalamiento para paredes, puertas, y demás, que permitan minimizar la cantidad de ruido que entra al hogar
  • Ruido en el área laboral: Uso de tampones o el uso de un casco antiruido, recomendado para obras de construcción, especialmente
  • Ruido en un concierto: Uso de tampones para estabilizar y adecuar el nivel del ruido y así, evitar poner en riesgo el sentido del oído

Es necesario, que cuando haya la posibilidad, nos alejemos de los ruidos y procurar hacer pausas sonoras para evitar una perjudicación de nuestro sentido de forma regular, así podremos proteger a nuestros oídos de la cantidad de ruido que existe alrededor en la actualidad en cualquier lugar y en cualquier momento.

 

Anuncios publicitarios
Categories: Acústica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *