Contaminación radiactiva en los alimentos

Anuncios publicitarios

Contaminación radiactiva en los alimentos

Alimentos contaminados

La contaminación en los alimentos se produce de forma más frecuente de la que creemos. Esto se produce ya que los alimentos absorben los radionucleidos situados en la superficie de la tierra o porque en ocasiones, estos son proporcionados por las plantas ya que llegan a ellas a través de la atmósfera.

Las radiaciones radiactivas pueden proceder de diferentes orígenes, pueden ser de origen natural u origen antropogénico. Cuando se producen por origen natural, estas emisiones carecen de intensidad por lo que se considera que éstas no tienen la capacidad de alterar de forma importante las estructuras de los alimentos en cualquiera de sus presentaciones. Mientras que, en el caso de las radiaciones cuyo origen es antropogénico, en la actualidad se encuentran en constantes investigaciones cuyo objeto es determinar la capacidad de alteración con respecto a las estructuras y la habilidad de contaminación sobre los alimentos.

te puede interesar:

¿Cómo se contaminan los alimentos?

contaminacion radiactivaLos alimentos pueden contaminarse en ocasiones cuando ocurren situaciones de emergencia sobre las emisiones de radiactividad, en las cuales el material radiactivo se libera y tiene la capacidad de transportarse a través del aire, el agua procedente de la lluvia o incluso, la nieve. En esta medida, los alimentos que se encuentren en la superficie de la tierra tales como verduras y frutas tienden a tener contacto con este material. De esta forma, los radionucleidos tienen la habilidad de incorporarse a las cosechas pasando por el suelo e incluso, transportarse a través de los animales.

Las tasas de riesgo y prejudicialidad sobre las radiaciones dependen directamente de la concentración de los radionucleidos. Por otro lado, otro medio de transporte pueden ser los ríos, mares y lagos en los cuales los animales residentes absorben el material.

Algo que se debe destacar, es que los alimentos que se encuentran envasados, no están expuestos a contaminarse con la radiactividad. Un ejemplo claro de esto, son los los alimentos que yacen enlatados o incluso, aquellos que están envueltos por diferentes materiales que los protegen del material radiactivo para evitar su contaminación a través de cierres herméticos, especialmente.

En otros casos, es probable que los mismos alimentos sean capaces de emitir las radiaciones de la contaminación en cuestión, esto produce la incorporación y la intervención de ciertos materiales radiactivos cuyo origen puede proceder de la tierra.

Alimentos con probabilidad de contaminación alta

Existen una serie de alimentos los cuales comprenden mayores probabilidades de contaminación, esto se debe a que representan una mayor exposición hacia estas emisiones. Dentro de la lista de alimentos se encuentran los siguientes:

Anuncios publicitarios
  • Los cultivos y vegetales: Dada su exposición con el exterior, los vegetales, especialmente los que tienen hojas, tienen una alta probabilidad de contaminación radiactiva. Esto se debe a que sus extremidades podrían atrapar y absorber el material liberado a través de la atmósfera.
  • Especies marinas: Como hemos mencionado anteriormente, el material radiactivo tiene la habilidad de ser transportable a partir de recursos naturales como lo son el aire y el agua, este último en diferentes acumulaciones, como lo son los ríos, lagos, lagunas, mares y demás. Esto conlleva a que en las acumulaciones de agua, las especies marinas, más tarde, se vean afectadas por el material y las emisiones radiactivas. Cuando el material no puede diluirse debido al volumen del agua de los mares posible que éste tienda a ubicarse en otras zonas.
  • La leche: Este también es uno de los alimentos con más probabilidad de contaminación por material radiactivo, esto se debe a que el líquido contiene una facilidad de la que se apropia el yodo y el cesio procedentes de elementos radiactivos, para incorporarse a la leche de aquellos animales que se localizan en pastos donde la zona ya ha sido contaminada por estas sustancias,
  • Frutos y carnes: Estos alimentos tienden a repetir la forma de contaminación de los puntos anteriores, dada la facilidad con que estos elementos pueden transportarse sin contar con la percepción e identificación previa que permita su prevención. La principal característica de los frutos silvestres y las carnes de caza que son contaminadas de forma radiactiva, es que tienen la capacidad de permanecer por largas temporadas de tiempo, dificultando la posibilidad de eliminación.

Medidas de prevención sobre la contaminación de los alimentos

Es esencial tomar precauciones y medidas, sobre todo cuando se trata de la alimentación, un aspecto en el que ningún ser humano se encuentra exento. Comprendiendo su importancia y la facilidad con que pueden ser transportados los materiales radiactivos, se fortalece la necesidad de tomar medidas en esta cuestión para evitar posibles efectos y consecuencias irreversibles que generen enfermedades graves, malformaciones y demás riesgos.

A continuación presentamos una serie de medidas propias para el sector de la agricultura que se deben tener en cuenta a la hora de acondicionar los cultivos y sus arreglos:

  • contaminacion radiactiva1Es esencial mantener a los animales y en general, al ganado en establos o recintos que permitan la estabulación de estos, con el fin de evitar que en el caso de contaminación radiactiva residente en la superficie de la tierra, los animales puedan transportar el material a otros animales y plantas, lo que aumentaría considerablemente el problema.
  • Es necesario que a medida que los alimentos se vayan madurando, se recolecten y almacenen de forma inmediata, de esta manera evitaremos que pasen más tiempo expuesto, aumentando la probabilidad de contaminación.
  • Se deben proteger los vegetales y demás plantaciones con la ayuda de lonas y plásticos elevados, esto impide la contaminación a través del agua procedente de la lluvia. Es recomendable proteger de este mismo modo a los animales.

En caso de encontrarnos en situación de alerta sobre los gases, debemos tomar las siguientes medidas:

  • No se debe consumir vegetales procedentes de esta zona
  • Tampoco se debe consumir la leche
  • Por ningún motivo el agricultor debe permitir la distribución de los productos con peligro de contaminación radiactiva
  • Bajo ninguna circunstancia se debe pescar en las zonas potencialmente peligrosas
  • No se debe recoger los frutos silvestres emergentes de plantaciones posiblemente afectadas
  • No se debe regar sobre una zona que esté en peligro de contaminación previa
  • Se debe evitar que otros alimentos y plantas limpios, entren en contacto con otros productos
  • Se debe evitar la dispersión favorecida por actividades naturales de los procesos de agricultura, como el arado y demás.

 

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

*