Contaminación radiactiva – Definición, causas, consecuencias y efectos

Anuncios publicitarios

Definición de contaminación Radiactiva

La contaminación radioactiva es toda aquella contaminación tanto en el aire, suelo y agua producida por el uso de sustancias radioactivas de origen natural o artificial, sustancias derivadas de la energía nuclear y las centrales termonucleares.

La contaminación radiactiva posiblemente es la contaminación más peligrosa para los seres vivos ya que es la que más efectos provoca si se está en contacto directo con ella. La mayoría de las personas posiblemente desconozcan este tipo de contaminación ya que no se habla mucho de él pero es de gran importancia que se sepa más sobre este tipo de contaminación ya que  afecta a todos por igual.

¿Qué es la Contaminación Radiactiva?

La contaminación radiactiva contiene residuos radiactivos, estos residuos poseen materia radiactiva. Generalmente es un subgénero de la generación de energía nuclear y de otros suministros de la tecnología y la fisión nuclear, como puede ser el ejemplo de la medicina o de la investigación. Hay muchas personas que no tiene conocimientos sobre qué es la radiactividad y por eso no saben lo que es este tipo de contaminación. Por ello, la radiactividad es un fenómeno físico en el cual los núcleos de varios elementos químicos producen radiaciones, su característica principal es que pueden ionizar gases, producir fluorescencia, puede pasar a través de cuerpos opacos, pueden impresionar placas radiográficas, entre varias características más.

Aunque tiene características positivas también las tiene negativas y es que los desechos radiactivos son altamente peligroso para la salud de un ser vivo y en general para el medio ambiente. Aunque está controlado por agencias gubernamentales, esta agencias tiene el objetivo principal de proteger y cuidar la vida de todo ser vivo y el medio ambiente.

La contaminación radiactiva se va reduciendo con el paso del tiempo ya que los residuos se suelen aislar y almacenar durante mucho tiempo hasta que ya no muestran signos de peligro. El tiempo en el que este tipo de desechos tiene que estar almacenados depende mucho del tipo de residuo que sea, ya que hay varios tipos de residuos. Están los residuos con bajo nivel de radiactividad ,como por ejemplo es el caso de los desechos comunes médicos e industriales, este tipo de residuos al tener un bajo nivel de radiación solo se necesita almacenarlos durante unas horas, algunos días y otros meses. Mientras tanto los desechos radiactivos con un alto nivel de radiación, como pueden ser el ejemplo de combustible nuclear u otros tipos de productos de reprocesamiento nuclear, se necesita tenerlos almacenados miles de años para que no supongan una amenaza.

En la actualidad los tratamientos principales para los residuos radiactivos han sido el almacenamiento y la separación de residuos que tenían una “vida corta” y algunos de nivel medio. En residuos con un nivel alto de contaminación el “tratamiento” es enterrarlos a gran profundidad o transmutarlos.

Causas principales de contaminación radiactiva

La siguiente lista muestra las principales fuentes generadores de residuos radiactivos y por lo tanto causantes de la contaminación radiactiva.

  • La fabricación de combustible nuclear.
  • Los reactores nucleares en potencia.
  • La minería de Uranio.
  • La utilización de radio nucleídos en las industrias para diferentes aplicaciones.
  • Los experimentos nucleares realizados por el personal de defensa.
  • El vertido de desechos nucleares en el medio ambiente.

Consecuencias principales de la radiactividad

Este tipo de contaminación la puedes ver en cualquier tipo de material, en los elementos que utilizas diariamente, también se puede observar en persona y evidentemente en el medio ambiente. Es por ello por lo que el contacto directo con partículas radiactivas trae como consecuencias:

  • Si una persona está o ha estado en contacto con una partícula radiactiva de bajo o medio nivel puede traer como consecuencia cáncer, defectos degenerativos, leucemia y menos drástico la caída de pelo.
  • Si una persona está o ha estado expuesta a algún residuo radiactivo o a partículas radiactivas de un alto nivel de radiación provoca la muerte.

Antecedentes de la Contaminación Radiactiva

La contaminación radiactiva se define como la contaminación física de la atmósfera, hidrosfera y litosfera por las emisiones de materiales radiactivos. Algunos materiales poseen la capacidad para emitir rayos alfa, beta y gamma. Esos materiales se llaman elementos radiactivos. Así, las fuentes de radiaciones pueden ser naturales o artificiales. Igualmente, son contaminantes aquellos residuos radiactivos que contengan material radiactivo, generalmente derivados de plantas de energía nuclear, reacción nuclear o procesos que implican la sustancia radiactiva como la investigación y la medicina.


Por otra parte, las partículas alfa, tienen bajo poder de penetración y pueden ser bloqueadas por un trozo de papel y piel humana. Mientras que las partículas Beta son partículas con penetración media que pueden penetrar a través de la piel,  pero pueden ser obstruidas por piezas de vidrio y metal.

Así mismo, los rayos  Gamma son rayos altamente penetrables y pueden atravesar fácilmente la piel humana y las células con daños en su camino, llegando hasta una superficie de unos 100 metros y sólo pueden ser obstruidos por una pieza muy gruesa, fuerte y masiva de hormigón.  De igual manera, las radiaciones naturales, alternativamente llamadas las radiaciones de fondo incluyen los rayos cósmicos. Por lo que, las fuentes naturales de radiación pueden ser los rayos cósmicos de alta energía o la radioactividad de la tierra. Igualmente, la radiación natural se produce de los elementos como radio, actinio, uranio, torio, polonio, radón, estroncio, potasio y carbono que se encuentran en la roca, suelo y agua.

Anuncios publicitarios

Efectos principales de la Contaminación Radiactiva

Aunque anteriormente hemos visto alguna que otra consecuencia que puede tener si un ser vivo está expuesto a residuos radiactivo, hay que saber un poco más sobre los efectos que provoca.  La primera vez que dicha contaminación se dio a conocer fue en el siglo 20, donde varios mineros trabajaban en minas de uranio y sufrieron unas graves quemaduras en la piel y a muchos de ellos le detectaron meses después cáncer. Ese sería un ejemplo de cómo afecta la radiación en un ser humano aunque está claro que los efectos son diferentes en cada organismo y sobre todo dependiendo del nivel de radiación a la que se esté expuesto. Aunque toda partícula radiactiva funciona de la misma manera, por ello la materia radiactiva va destruyendo poco a poco las células del cuerpo humano y si ha estado dicha persona durante algún tiempo con material radiactivo le causa cáncer. ¿Cómo destruye las células de nuestro cuerpo? Es muy sencillo la materia radioactiva crea iones cuando dicha materia está en contacto con las moléculas biológicas, por ello los iones crean unos radicales libres que de manera lenta y constante van destruyendo todas las membranas, proteínas y ácidos nucleicos. Es por ello por lo que si una persona este mucho tiempo en contacto con material radiactivo, esos iones dañan las células de ADN y provocan cáncer, defectos genéticos para futuras generaciones y puede llegar a provocar la muerte de la persona.

Impactos de la Contaminación Radiactiva

La extensión del daño por contaminación radiactiva, depende del período de vida media de la sustancia radiactiva y la velocidad de absorción y excreción. Las regiones más sensibles parecen la piel, gónadas, intestino. De igual manera, al reaccionar con las moléculas estructurales generalmente se forman radicales libres que pueden dañar el ADN y ARN, así como las proteínas, entre otros. Tal mecanismo puede causar cáncer y defectos congénitos. A pesar de las células del cuerpo que poseen mecanismos de salvamento y la reparación, siempre hay un aumento en la incidencia de algunos tipos de cáncer.
Con respecto a las dosis los científicos opinan que no existe ningún valor umbral y la radiación a cualquier dosis supone un riesgo finito de causar algún daño biológico. Los daños causados por la radiación de dosis muy bajas pueden ser acumulativos.  Igualmente, los gases y partículas que son producidos por el material radiactivo, pueden ser transportados por el viento y la lluvia como vertido nuclear. Así, el accidente nuclear de Chernobyl es el ejemplo notable. Igualmente, el estroncio tiene la capacidad para agregarse en los huesos y formar un cáncer de hueso. Igualmente, el yodo puede afectar la médula ósea, bazo, ganglios linfáticos con diversos daños. Así mismo, los materiales radiactivos que están contaminando la tierra y el agua afectan adversamente a los animales acuáticos. Estos materiales, son absorbidos por las plantas y, en definitiva, entran en la cadena alimentaria. 

Riesgos de la Contaminación Radiactiva

Un riesgo se define como aquellas situaciones del entorno que representan una amenaza temporal o permanente para la salud y vida de las personas. Por lo tanto, la exposición sea de corto o largo tiempo, a los niveles de radiación elevados, tanto de manera externa como interna, se convierten en una amenaza que puede llegar a causar la muerte. Estos niveles pueden alcanzarse en un accidente nuclear grave, por la contaminación producida en la explosión de armas nucleares, donde se involucran grandes cantidades de material radiactivo.

Peligros de los materiales radiactivos

Los materiales radiactivos en el medio ambiente, ya sea natural o artificial, exponen a las  personas a riesgos. Esto puede suceder de dos maneras: la radiación del material puede dañar directamente las células de la persona, que se denomina daño por irradiación. Algunos materiales radiactivos pueden ser tragados o inhalados. Mientras que dentro del cuerpo, la radiación que emiten puede producir daños. Se trata de daños por contaminación. Así, la duración del material radiactivo, tales como los residuos radiactivos de las centrales eléctricas, pueden ser un peligro para la salud reales. Sin embargo, no permanecen radiactivos para siempre, ya que cada material radiactivo tiene una vida media, y después de este tiempo tendrá sólo la mitad de la actividad que tenía antes. Finalmente, la actividad será similar a la radiación de fondo, y el material será seguro. Para algunas fuentes, podrían ser miles de años.

Prevención de la Contaminación Radiactiva

La Prevención y control son todas aquellas medidas a tomar para protegerse contra la contaminación radioactiva. Algunas de estas medidas pueden ser:

1.Almacenamiento seguro: la contaminación radiactiva debe almacenarse en contenedores especializados, que no se rompan fácilmente y que no permitan que la radiación pueda filtrarse.

  1. 2. Advertencias claras: el material radiactivo puede contaminar la  piel o ropa de una persona. Entonces, como esa persona se mueve por el medio ambiente, pueden contaminar otros organismos vivos en su turno. Advertencias claras sobre la presencia de material radiactivo podrán  evitar que esto suceda.
  2. Otras fuentes de energía: la búsqueda de alternativas a la energía nuclear reducirá el número de plantas de energía nuclear en el mundo y así reducir los riesgos asociados con el material radiactivo. Ya que el material radiactivo está presente en todos los lugares de una planta de energía nuclear, puesto que estos materiales radiactivos se utilizan para producir energía nuclear.  
    4. El Desarme Nuclear: el desarme y deshacerse de las armas nucleares es una forma importante de eliminar los riesgos asociados con el material radiactivo.
  3. Adecuada eliminación de residuos radiactivos: los residuos radiactivos deben eliminarse de una manera particular. Simplemente no pueden ser enterrados en el suelo o arrojados a la papelera de basura ya que, contaminaría el medio ambiente. Igualmente, se requiere poco a poco desactivar con el tiempo, los residuos radiactivos pues se quedan durante mucho tiempo. Este tiempo depende de lo que se denomina la ‘vida media’ de los átomos que emiten la radiación. Sin embargo, la mayoría de las veces, los residuos radiactivos tendrán varios siglos o incluso milenios para desactivarse completamente.
    En este sentido, existen varias maneras de deshacerse de los residuos radiactivos. Una manera de encajonarlos en contenedores de hormigón muy gruesos y enterrarlos profundamente bajo el mar. Los científicos han sugerido que el movimiento de las olas del mar profundo realmente ayuda para desactivar los residuos radiactivos más rápidamente. Algunos residuos radiactivos pueden ser ‘reciclados’ para generar más energía nuclear. Sin embargo, en todos los casos, es crucial que los residuos radiactivos sea eliminados de forma segura y por profesionales capacitados.

Anuncios publicitarios

2 comments

Deja un comentario

*