Contaminación del aire – Definición, origen, causas y consecuencias

Definición de la contaminación del aire

La contaminación del aire es una de las amenazas más importantes a la integridad y la vida del ecosistema y los seres vivos, se produce por emisión de gases producto de la quema del combustible fósil y los procesos industriales, lo que genera dos fenómenos en este momento en desarrollo con consecuencias catastróficas, como son el cambio climático y el efecto invernadero.

Aquí puedes saber más sobre tipos de contaminación

¿Qué es la contaminación del aire?

La contaminación del aire es básicamente la que afecta al ambiente, es decir, al oxigeno que respiramos. Este tipo de contaminación es producida por sustancias y gases toxicas que se esparcen por el ambiente. Generalmente, cuando se habla de contaminación del aire nos referimos a las partículas contaminantes que general la acción humana.  Una partícula contaminante se refiera aquella sustancia que crea un ambiente perjudicial  para los seres vivos.

Contaminación del aire prevención

Quizás no tengas la información necesaria para saber cómo se contamina el aire, pero es muy sencilla la respuesta. La composición del aire es de un 78% de nitrógeno, un 21% de oxígeno y lo que sobre esta compuesto por gases nobles y dióxido de carbono.  Muchos contaminantes modifican el estado natural del aire, es decir, su composición que hemos comentado anteriormente. Otros simplemente se mezclan con dicha composición y dañan a la atmósfera.

Desde el punto de vista global, la tierra puede verse como un ecosistema único, cuando se estudian las sustancias de circulación universal, tal es el caso de la contaminación del aire, por diversos gases entre ellos el dióxido de carbono, producto de la quema del combustible fósil, que es un gas que genera el efecto invernadero, el cual absorbe los rayos infrarrojos impidiendo que escapen hacia el espacio aumentando la temperatura media global por la concentración de este gas en la atmósfera.

Tipos de contaminación del aire

Contaminación por Lluvia Ácida

La misma se da por la emisión de contaminantes producto de la quema de combustibles fósiles, tales como los residuos de  óxidos sulfúricos, el dióxido sulfúrico y el óxido nítrico, que combinados con agua de la lluvia, forman el ácido sulfúrico y nítrico.  Su fuerza depende de la cantidad de estos gases presentes. 

Por ejemplo, cuando llueve tras un largo período de calor, se forma una capa de neblina y humo, la fuerza del ácido puede ser muy potente, similar o menor a un pH3, sobretodo cuando hay niebla. 

Contaminación del aire por Azufre

Las emisiones de azufre de las centrales energéticas en la forma de óxidos de azufre y nitrógeno, son de 8 a 9 millones de toneladas al año. No obstante, la mayoría de las centrales más grandes tienen nuevas tecnologías buscando reducir las emisiones. 

Es muy difícil intentar diferenciar los gases que más contaminan el ambiente, es por ello por lo que se pueden calificar o en dos grandes grupos  o en los gases más perjudiciales para la atmósfera. Los dos grandes grupos son:

  • Contaminante primarios: Este grupo está compuesto por los contaminantes que proceden de fuentes de emisión, un ejemplo de esto sería: Monóxido de carbono, óxido de azufre, hidrocarburos, óxidos de nitrógeno, materiales particulados, plomo, entre varios más.
  • Contaminantes secundarios: En este grupo podemos encontrar aquellos que tiene relación de dos a más gases primarios, o que se mezclan con los elementos que contiene el aire. Un ejemplo de esto sería: Ácido Sulfúrico, nitratos, ozono, sulfatos, peroxiacetil-nitrato, entre varios más.
  • Otro grupo pero que en realidad no se conoce como grupo son las partículas contaminadas que se emiten directamente en el transporte aéreo.

A la hora de hablar de los gases más perjudiciales para el aire podemos destacar los siguientes:

  • Dióxido de carbono, estos gases procede de la deforestación y de las industrias.
  • Monóxido de carbono, estos gases proceden de los coches y estufas.
  • Óxido de nitrógeno, estos gases de producen por energía natural o vehículos que tiene una combustión interna.
  • Óxido de azufre, estos gases proviene de las refinerías de petróleo.

Contaminación del aire causas

Origen y Causas

La contaminación del aire tiene su origen en una combinación de emisiones de gases producidos por la actividad humana y  la naturaleza que, junto con el vapor de agua, nubes y dióxido de carbono, se quedan atrapadas y calientan el planeta. Esta acumulación de gases en la atmósfera se denomina en conjunto, como gases de efecto invernadero. Estos gases atrapan gran parte de la energía del sol que debe ser reflejada de nuevo al espacio, produciendo el recalentamiento. 

El aumento de la población del planeta, combinada con la dependencia de los combustibles fósiles como fuente de energía ha incrementado las concentraciones de CO2 liberado a la atmósfera. Además la creciente destrucción de las selvas tropicales, por medio de la tala y la quema convierte también la materia vegetal en CO2. La combinación de todas estas actividades equivocadas y no planificadas del humano, han contribuido al aumento de los niveles de CO2 en la atmósfera, con un aumento de más del 25% en los últimos 150 años. 

También el aumento del óxido nitroso (N2O) de los tubos de escape de los coches, aunado a la emisión de dióxido sulfúrico por la quema de combustible fósil, aumentan de manera considerable la contaminación del aire. 

El gas metano (CH1), producido de manera natural por las bacterias del metabolismo liberador de energía en ausencia del aire, producto de la respiración final, producido por el ganado vacuno y otros animales domésticos. Estas bacterias  se encuentran en el suelo con aguas estancadas, en sedimento de lagos, el fango del agua, entre otros.

¿Qué consecuencias tiene la contaminación del aire?

Este tipo de contaminación, como ya hemos dicho anteriormente, afecta gravemente en la salud de los seres vivos. Pero a la hora de hablar de cómo afecta a los seres humanos tenemos que decir que puede crear varios trastornos graves como pueden ser el ardor de ojos, de nariz, picor y dolor de garganta y sobre todo problemas respiratorios. Dependiendo de las partículas que haya contaminado el ambiente se pueden dar diferentes circunstancias como puede ser el caso de que el ambiente se contamine con partículas químicas que suelen ocasionar daños cerebrales y cáncer. Dependiendo del nivel de concentración que tengan dichas partículas puede llegar a resultar más o menos peligrosas, incluso pueden producir graves trastornos y llegar a la muerte. Este tipo de contaminación también es el autor de la neblina, esta nos impide ver ciertos lugares como pueden ser parques nacionales. Dicha neblina puede afectar peligrosamente en la aviación.

Lo más aconsejable para parar con este tipo de contaminación es simplemente usar energías renovables y limpias. Además de hacer más uso de los coches eléctricos, la bicicleta o el transporte público. Aunque posiblemente lo más importante es tener un control sobre los gases que producen las industrias y otras fuentes.

contaminacion del aire

¿Cómo prevenirla?

Mucho antes de la aparición del hombre ya se producía la contaminación del aire debido a los volcanes, tormentas de polvo, arena, incendios de bosques y el polen. No obstante, a partir de la industrialización se han venido emitiendo al aire, sustancias provenientes de los gases tóxicos de la industria. Generando el denominado smog, que se produce cuando estos desechos gaseosos y de aerosoles se combinan con la niebla. 

Con esta contaminación se produce una inversión de la temperatura que da lugar a concentraciones perjudiciales de contaminación y smog cerca de la superficie terrestre, causando entre otras consecuencias serios problemas de salud y muerte de los bosques, las especies de animales y el ser humano. Algunos métodos para contrarrestar la contaminación del aire han sido aplicados tal es el caso de los filtros industriales,  para eliminar la emisión de gases que causan el smog, antes de ser liberados al aire. Igualmente, las partículas sólidas pueden ser eliminadas por precipitación, no obstante la remoción de los gases tóxicos es más compleja. 

Existen en la actualidad nuevos tipos de centrales termoeléctricas en las que se genera calor a partir de reacciones nucleares, eliminando la contaminación que producía la quema del carbón. Igualmente, se han dado procesos de uso del carbón para depuración, que es otro logro de los conservacionistas del aire. 

De igual manera, se ha buscado mejorar la emisión de agentes contaminantes atmosféricos atribuidos a la quema de combustible fósil con la incorporación de los automóviles electricos, que aunque solo son una realidad en parte de Europa, la industria automovilística busca  extender esta oferta de vehículos a otros paises y continentes. 

No existe una única solución a los problemas de contaminación del aire. A medida que las industrias, los gobiernos y los ciudadanos de los paises se vuelven más conscientes e informados de las consecuencias de la misma, se han ido adoptando medidas para reducir dicha contaminación. 

Una de las medidas sugerida por la OMS para garantizar la calidad del aire, es aplicar medidas  a escala nacional y regional cumpliendo las directrices de este organismo. Los perjuicios económicos vinculados a este fenómeno se valoran en millones de dólares, sostiene el estudio reciente del PNUMA, mientras que la mortalidad asociada genera también importantes costes. Las previsiones para los años por venir no son alentadoras, porque  las emisiones de dióxido de carbono (CO2) generadas por el ser humano, van en aumento.

Aun cuando  los países que se comprometieron y firmaron el  Acuerdo de París han anunciado planes nacionales para reducir las emisiones de CO2, la concentración en la atmósfera de este principal gas de efecto invernadero ha aumentado de manera considerable. Las políticas de los paises por sí solas no son suficientes para evitar un aumento de la temperatura mundial en tres grados a finales de siglo. 

El Pnuma,  sin embargo sostiene que, existen buenas razones para creer que con el aporte de más fondos para inversiones ecológicas y la implantación de modelos empresariales basados en el uso eficiente de los recursos, se puede avanzar hacia un desarrollo económico más sostenible. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *