Anuncios publicitarios

¿A qué llamamos contaminación alimenticia?

Hablamos de contaminación alimenticia cuando una persona consume alimentos que contienen bacterias dentro de sí. Este tipo de contaminación también es conocido como intoxicación alimentaria, la cual se presenta o mejor, se manifiesta de forma similar en el cuerpo a una infección gastrointestinal. Entre los síntomas podemos encontrar los siguientes:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea del sistema
  • Fiebre
  • Calambres en el abdomen

¿Cuáles son las bacterias que ocasionan este problema?

Estas bacterias, responsables de la contaminación alimenticia, no pueden verse, olerse ni distinguirse por un sabor en particular. Esto maximiza las posibilidades de pasar desapercibida por nuestros sentidos en cualquiera de los alimentos en los que se encuentre. Por ello, a continuación te presentamos los tipos de bacterias que podrían alojarse en la comida:

Salmonela: Es una de las principales bacterias causantes de contaminación alimenticia en países como los Estados Unidos. Con frecuencia se encuentran en la carne, el pollo y los huevos crudos, además de localizarse también en la leche sin pasteurizar. La manera de eliminarla, entonces, será cociendo los alimentos.

En cuanto a los síntomas, estos aparecerán alrededor de 16 y 48 horas después de su consumo. La duración del malestar o de su presencia en el cuerpo puede tardar entre dos y siete días.

Anuncios publicitarios

Estafilococo aureus: Este tipo de bacteria con frecuencia es capaz de provocar problemas como infecciones en la piel, algunas de ellas espinillas o furúnculos. Esto permite que la bacteria pueda propagarse por todos los alimentos con los que la persona infectada tenga contacto. La manifestación de la contaminación alimenticia provocada por esta bacteria puede aparecer de una a seis horas después de haberla ingerido y las molestias en la piel normalmente sólo duran un día.

Shigellosis: Aunque pueden presentarse de varios tipos, esta bacteria es responsable de infecciones intestinales que se transmiten no solo mediante alimentos contaminados, sino también por medio de agua potable, especialmente cuando esta incumple las medidas de higiene. Se manifiestan con calambres intestinales, diarrea y fiebre, dado que las bacterias invaden el revestimiento intestinal.

Normalmente los síntomas culminan al llegar a los 5 o 7 días de malestar. Lo que se debe hacer es no sólo acudir al médico sino consumir grandes cantidades de líquido.

Botulismo: Son bacterias que generalmente se pueden encontrar en el agua o en el suelo y se caracterizan por producir intoxicaciones alimenticias mortales. Sin embargo, se necesitan condiciones demasiado especiales para que estas puedan propagarse y generar el veneno. Residen con mayor frecuencia en alimentos enlatados, vegetales bajos en ácido y la miel.

Esta bacteria provoca la sensación de visión doble y actúa mayormente sobre el sistema nervioso. Provoca, además, la disminución del tono de los músculos y dificultades para respirar o pasar alimentos.

Cryptosporidiosis: Es una infección muy poco común y aparece principalmente mediante una diarrea acuosa, además de dolor en la zona abdominal y fiebre. Algunas fuentes dentro de las que podría estar presente esta bacteria, son los hongos venenosos, el pescado y algunos condimentos.
Es sumamente importante que se llame al médico o se asista al centro de salud frente a cualquiera de los síntomas, ya que así evitamos la propagación de la bacteria que provoque estragos de gravedad. Recuerda tomar las medidas de prevención necesarias que explicamos en otra sección en este mismo blog para la contaminación alimenticia.

Te puede interesar:

Anuncios publicitarios
Categories: Alimenticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *